Close

Los elementos de Reggio Emilia en nuestro Preescolar

Al comenzar la primera década del siglo, y recién se cumplieron cincuenta años de fundación del Colegio, el rector de ese entonces, Federico García Posada y la directora de preescolar y primaria Beatriz Elena Palacio, comenzaron una búsqueda enfocada en buscar nuevos elementos didácticos y pedagógicos que se pudieran acoplar a las exigencias actuales e incorporar a la subsección del preescolar, dejando intacto el espíritu de la escuela activa, factor fundacional de Instituto desde 1949, como lo había ideado el fundador Miguel Roberto Téllez.

Aparece en el panorama una interesante propuesta del pedagogo italiano Loris Malaguzzi. Malaguzzi había desarrollado un modelo que estaba en capacidad de responder a una realidad fundamental de su época: la reconstrucción de una sociedad de la posguerra en el norte de Italia, luego de vivir las atrocidades de la segunda guerra y en medio de la miseria y el desaliento que había quedado entre las comunidades involucradas en el conflicto.

Así viene a plantearse una nueva escuela que va desde de lo didáctico y lo pedagógico, y acoge el nombre de la localidad que vio nacer la propuesta: Reggio Emilia. La novedad del desarrollo de Malaguzzi se extiende por otras localidades de su país y el continente, y finalmente comienza a ser acogida en América. Las instituciones comienzan a incorporar el modelo de Reggio haciendo adaptaciones acordes con las condiciones geográficas, políticas y económicas propias del lugar, y así se da una lenta diseminación de la idea original de Malaguzzi.