“TODO NIÑO ES UN ARTISTA porque todo niño cree ciegamente en su propio talento. La razón es que no tienen ningún miedo a equivocarse… hasta que el sistema les va enseñando poco a poco que el error existe y que deben avergonzarse de él”.  Ken Robinson.

 

Es mágica la transversalización que se ha alcanzado con el proyecto, pues los niños han logrado involucrar la temática a su cotidianidad y a las otras áreas que se trabajan; es por esto que, en clase se estuvo trabajando la historia del 20 de julio y se han hecho comparaciones de la historia de Colombia y Francia, al igual que del patrimonio cultural de ambos países. Entonces:

Miguel Ángel Ospina Gutiérrez dijo: «Traje la bandera de Francia y Colombia, en Francia celebran la independencia el 14 de julio y nosotros el 20 de julio».

Por otra parte, se iniciaron las esperadas construcciones de los monumentos franceses, José Miguel Mercado Varón propuso: «Hagamos equipos para cada construcción».  Entonces, por decisión propia, formaron los siguientes equipos:

Equipo1: La catedral la van hacer Emilio, Nicolás Botero, Vicente, Mariana Osorio, Isabel, Celeste, Juan Valentín y Juanita.

Equipo 2: Arco del triunfo lo van hacer Dante, Antonia De Greiff, Sara, María José y Cristóbal.

Equipo 3: Museo de Louvre lo van hacer Samantha, Simón, Martín, Miguel Ángel y Samuel.

Equipo 4: Mona lisa lo van hacer Nicolás Saldarriaga y José Miguel.

Equipo 5: Maqueta de Francia la va hacer Susana, Antonia Jaramillo, Martina, Juan José, Maximiliano y Mariana Román.

Después de definir los grupos, Cristóbal Arboleda Palacio dijo: «¡MANOS A LA OBRA!»

Pero… ¿Por dónde empezamos?

Vicente Ramírez Chinchilla: «Yo voy a hacer el diseño de la catedral».

Antonia Jaramillo Avendaño: «Entonces empecemos con la catedral de Notre dame».

A lo largo del proyecto, los niños han demostrado gran sentido de pertenencia por éste, así que han traído cajas, tubos de cartón y diferente material reciclable. De este modo, comenzaron a utilizar las cajas para construir la catedral y por sorpresa: aunque habían definido los grupos para cada obra, no resistieron el deseo de formar parte de todo y cada uno hizo un aporte a la catedral, ya sea con el material, con el Colbón o sosteniendo.

Y dentro de lo concentrados y ocupados que estaban construyendo, no podían faltar sus comentarios:

Nicolás Botero Posada: «Con este cartón podemos sostener la catedral».

Antonia Jaramillo Avendaño: «Este icopor puede ser la puerta de la catedral».

José Miguel Mercado Varón: «Tengo una propuesta, le ponemos Colbón y esperamos que se seque y queda la forma de la catedral».

Nicolás Botero Posada: «Profe mira esta es la cruz de la catedral hay que hacer una escalera muy grande».

Emilio Gutiérrez González: «Que tal si la pegamos con cinta».

Y aunque hasta ahora solo llevan las bases y la nave central de la catedral, han reflejado la importancia de la comunicación y el trabajo en equipo, al delegarse funciones y cooperar juntos en este sueño de Paris.

A través del proyecto se da espacio a la libertad de expresión y el desarrollo de la creatividad de los niños, mediante las ideas que brindan y las habilidades artísticas que demuestran. Asimismo, esto conlleva a obtener un aprendizaje significativo, pues los niños tienen oportunidad de equivocarse, experimentar y aprender de sí mismos y del otro.

Stefany María González Martínez

Kinder C, 2019.

 

¡Manos a la obra!
error: Content is protected !!